Principal / Legado cultural / Máscaras / Esferas de piedra / Galería de esferas / Rincón literario / Blogs / Links

CONTACTENOS

¿Como las transportaron

BLOG DE COMENTARIOS

 

            El enorme tamaño y peso de las esferas monumentales, las grandes distancias entre de los yacimientos de granito y las poblaciones donde finalmente fueron expuestas y halladas siglos después.  

            La abrupta topografía de la región, (cumbres, valles, barrancos, ríos, canales, pantanos, etc.)  Un clima de altas temperaturas y aguaceros constantes, sumado al tupido boscaje primario que reinó en la era prehispánica, nos dejan perplejos ante la descomunal labor efectuada por los amerindios “Dikís”, al trasladar pesadas esferas de piedra desde los talleres, emplazados cerca o en las mismas canteras, hasta los centros ceremoniales y de poder, o bien colocarlas en sus limites territoriales, cementerios y lugares conmemorativos.  

            Es evidente: semejante labor sólo pudo haber sido realizada por una cultura poseedora de una muy alta organización socio-política.  

            Un linaje que a fuerza de sobrevivir en el Delta del Diquís por miles de años, conoció a perfección su topografía y clima.  

            Un grupo humano que evolucionó en el lujuriante trópico de la baja Centro América, en el seno del cual forjó su arquitectura, política, filosofía, arte, religión y magia.  

            Los “Dikís” supieron instituir a una cuantiosa fuerza de trabajo, la cual se avocó tanto en el traslado como en los preparativos del terreno para transportar esferas monumentales.  

            Proyectaron sus rutas de traslado, abriendo caminos entre la densa foresta para empedrarlos luego y así soportaran el flujo del tonelaje trasferido por los senderos.  

            En muchos casos se debieron ladear peñascos, cruzar ríos o pantanos, vencer la densa vegetación y a los grandes árboles. Aun así fueron trasladadas las pesadas bolas a través de grandes distancias.

            Los cilíndricos troncos de los árboles sacrificados, les sirvieron para movilizarlas donde la topografía lo permitió.  

El antropólogo John Hoopes nos dice que la forma esférica nació en el Diquís, por la necesidad de mover grandes pesos, luego las esferas monumentales fueron trasladadas a lomo de las más pequeñas.  

Los expertos concuerdan en que las inmensas bolas fueron movilizadas en la etapa de preformas, esto es la masa granítica redondeada, dicho proceso como explicamos en el capitulo anterior, se realizó cerca o en las canteras mismas.  

            Movilizar la masa de granito redondeada, y no la esfera terminada, permitió operaciones más o menos bruscas a condición de no dañar severamente la preforma.        

            El Delta del Diquís se caracteriza por un sistema de canales, producto de la confluencia de los ríos Sierpe y Térraba. Esto lo convierte en una zona especial para la navegación. Además estos canales están sometidos a inundaciones periódicas que aumentan su cauce y profundidad. Sin duda los hacedores de esferas conocieron con precisión matemática el ritmo de sus ríos, canales y mareas.  

            Los “Dikís” transportaron esferas monumentales a la isla Violines y hasta la isla del Caño a unos 17 kilómetros de la costa, superando el embravecido oleaje y la boca de los ríos, para adentrase en alta mar con varias toneladas de peso sobre sus embarcaciones, mismas que forzosamente debieron estar muy bien diseñadas.  

Si esto no los convierte en expertos navegantes, no se que lo hará.            

            De tal manera el principal medio para acarrear las pesadas esferas fue utilizando las rutas fluviales y marítimas.  

            Pero cualesquiera hubiesen sido los mecanismos de transporte utilizados por nuestros aborígenes, la presencia antigua de inmensas esferas intactas en el corazón del Delta del Diquís, alejado de los yacimientos graníticos, constata que los operativos de movilización fueron realizados con gran eficiencia.

 

ANTERIOR ÍNDICE SIGUIENTE

Principal / Legado cultural / Máscaras / Esferas de piedra / Galería de esferas / Rincón literario / Blogs / Links

 

 © Alberto Sibaja Álvarez. San José, Costa Rica ® Siböwak

albertosibaja@costarricense.cr