Principal / Máscaras / Esferas de piedra / Galería de esferas / Rincón literario / Donaciones / Links

 

ARCANOS MENORES

 

PROEMIO

ARCANOS MAYORES

 

 

QUIÉN FUE THOT

 El más misterioso y el menos comprendido de los dioses, cuyo carácter personal es enteramente distinto de todas las demás divinidades del antiguo Egipto. Así como las permutaciones de Osiris, Isis, Horus, y demás, son tan innumerables, que su individualidad están casi pérdida, Thot permanece inmutable desde comienzos de la última dinastía. Es el dios de sabiduría y autoridad sobre todos los restantes dioses. Es el registrador y el juez. Su cabeza de ibis, la pluma y la tablilla del escriba celestial, que anota los pensamientos, palabras y acciones de los hombres y los pesa en la balanza, le asemejan al tipo de los Lipikas esotéricos. Su nombre es uno de los primeros que aparecen en los monumentos más antiguos. Es el dios lunar de las primeras dinastías, maestro de Cinocéfalo, el mono con cabeza de perro que había en Egipto como símbolo y recuerdo viviente de la tercer Raza-Madre.

 Cuando está demostrado que la esposa de Kefrén, quien construyó la segunda pirámide, era una sacerdotisa de Thot, uno ve que las ideas comprendidas en él fueron fijadas 6000 años atrás.

DESENTRAÑANDO EL MISTERIO

 Thot fue un ser de características mitológicas, depositario de gran sabiduría. Las muy antiguas tradiciones nos refieren que a él se debe la invención de las cartas del Tarot, o sea, El Libro de Thot.

 Todo el conocimiento escondido en esos naipes fue mantenido en secreto a lo largo de los siglos por los sacerdotes del antiguo Egipto. Es bien sabido, por otra parte, que las doctrinas ocultas sustentadas por aquéllos, sólo eran transmitidas a los iniciados, es decir, a quienes luego de atravesar y aprobar diferentes pruebas, demostraban ser dignos depositarios de la verdad de Thot.

 Esas inscripciones extrañas son las portadoras de una verdad parcelada que llega hasta nosotros con interpretaciones diversas.

 Considero necesario advertir que el paso de las edades incluyó, en esas corrientes de verdad simbólica, un conjunto de enfoques personales, distorsionados según el pensar religioso de cada pueblo o agrupación esotérica que se apropiaba de esas figuras exóticas impregnadas de sentido oculto, dando nacimiento a los distintos naipes de Tarot, siendo por el contrario, el Tarot Egipcio, el que se mantuvo fiel a su esencia primigenia.

 La sabiduría oriental de las edades pretéritas nos ha transmitido los secretos de esta ciencia, en especial en el antiquísimo libro de Thot, resultado de la búsqueda incansable de los sabios egipcios y caldeos.

 En este libro, que consta de 78 jeroglíficos se hallan los fundamentos de estudios posteriores relativos al tema, y se basan todos los actuales conocimientos de cartomancia.

LOS ARCANOS

 Cuando se habla de estos extraños naipes siempre surge una expresión para muchos desconocida. Me refiero al vocablo Arcano. En efecto, cada una de las cartas recibe este nombre, dividiéndose en Arcanos Mayores y Arcanos Menores.

 ¿Qué es un Arcano? Etimológicamente se relaciona precisamente con lo misterioso, lo incógnito, lo secreto. Ese carácter encubierto es el que impregna los naipes del Tarot y corresponde únicamente a los iniciados desentrañar sus respuestas, interpretar su simbología, extraer las conclusiones acertadas a cada consulta que se formule.

 

TAROT Y FILOSOFÍA

 Pero, se preguntaran muchos ¿es posible que unos naipes puedan albergar conceptos filosóficos? La respuesta a esta pregunta es: sí.

No todo se halla sistematizado en copiosa bibliografía. Muchas de las indagaciones del genio humano responden única y exclusivamente a imágenes. Algo de ello perdura todavía, por ejemplo, en las extrañas grafías con que se simbolizan múltiples conceptos. Como caso particular se puede hacer referencia al número ocho acostado (∞), que es símbolo del infinito, y del mismo modo al conjunto de signos con que habitualmente, sin advertirlo tal vez, indicamos en la actualidad expresiones definitorias tales como más (+), menos (-), por (x), interrogación (¿?), tanto por ciento (%) y muchos más. Estos son restos de una sabiduría de siglos, simplificada, no a través de ideogramas sino de caracteres específicos. Algo similar ocurre con las cartas del Tarot que, en sí mismas, ocultan también significados filosóficos, religiosos, orientadores y demás.

¿QUÉ ES EL TAROT?

 El Tarot es una baraja de 78 cartas, que se emplea para la predicción, para la meditación, en la magia ritual, en asociación con la cabala y además como poderoso agente psicológico-terapéutico en el análisis de los consejos psicológicos.

 El Tarot o Libro de Thot fue en su origen el libro sagrado de los antiguos egipcios. El libro se componía de símbolos y jeroglíficos en los que se concretaba la sabiduría del maestro Thot, plasmada en 78 láminas de oro puro con las figuras de los Arcanos mayores y menores, en el que aparecían los secretos de la vida del hombre y en él estaba contenida "aquella cosa que da conocimiento a todo lo demás”. Posteriormente introducido en Europa por los gitanos.

 La tradición hermética nos dice que quedan por descubrir dos claves... de la astrología y del Tarot... en el interior de la gran pirámide, en la cual hay un pasillo que conduce por debajo a través de las patas de la esfinge, a un templo de iniciación egipcia. A lo largo de cuyas paredes hay tablas de las 108 cartas del Tarot. De estas nosotros sólo conocemos 78, el Tarot Exotérico, pero quedan 30 que constituyen las tablas de AETH o Tarot Esotérico, que aún no conocemos.

 El Tarot se utiliza como método de detección y predicción por inspiración, ya que sus enseñanzas se refieren a dos mundos: el oculto y el manifestado. Todas las investigaciones reconocen al Tarot como una de las más perfectas formas de interpretación, tanto para revelar misterios del inconsciente, como para las cosas de la vida cotidiana, ya que revela siempre cosas ocultas y ofrece al consultante los más sabios consejos, encontrando el problema y de ésta manera aparece la solución. El Tarot Egipcio puede darnos la clave para conocernos mejor y ayudar a conocerse a los demás.

 El Tarot Egipcio consta de 22 arcanos mayores y 56 arcanos menores. Los 22 arcanos mayores se corresponden con los del resto de los Tarots, salvo alguna variación en el nombre de los arcanos, la simbología y dibujos egipcios. Pero los arcanos menores están representados por 56 cartas distintas entre sí, a diferencia del resto de los Tarots que constan de 4 palos de 14 cartas cada uno.

 Los arcanos mayores muestran las virtudes y defectos del hombre terrenal, que deben ser superados para la evolución hacia el hombre espiritual.

 Los arcanos menores por su parte representan al hombre que vive en la tierra tratando de seguir su destino.

 Lo fascinante del Tarot es la distinta reacción que provoca en las personas y su capacidad para impresionar la primera vez que se ve o que se acude a una sesión como consultante.

 Es muy probable que en el Antiguo Egipto se hayan utilizado las figuras originales del Tarot, para la búsqueda de la orientación psíquica, y así investigar la personalidad del ser humano desde un punto de vista clínico.

 También es cierto que cada una de las figuras, contienen muchos elementos útiles para realizar test relacionados con la psicología, y este tal vez haya sido el uso que se le dio en su origen.

 Sirve para analizar la mente y el espíritu.

 Saca del subconsciente temores y angustias.

OBJETIVOS DEL TAROT

 El verdadero Tarot está integrado por símbolos de nuestro inconsciente colectivo, combinados entre sí, de manera que nuestras experiencias diarias adquieren un sentido espiritual.

 Además sabemos que somos dueños de nuestro destino a nivel inconsciente, de allí que aún es un misterio para nosotros qué contiene ese 97% de poder que nos dirige pero que permanece oculto. Por lo tanto recurrimos a los planetas y las estrellas para saber algo del plan que el inconsciente ha elaborado para nosotros.

 Aunque se considere que el tarot es fundamentalmente un método de adivinación, es mucho más que eso. Puede usarse como medio para reflexionar, para conocerse a uno mismo y para desarrollar la creatividad. Sus imágenes tienen gran valor creativo y terapéutico. El Tarot es un libro de la vida, un libro de sabiduría. Al conocer el tarot nos conocemos a nosotros mismos.

ENFOQUE PSICOLÓGICO DEL TAROT EGIPCIO

 Con el Tarot Egipcio, utilizado con un enfoque psicológico podemos resolver muchos de nuestros problemas, aclarar dudas y encontrar soluciones. A veces nos ayuda a comprender y otras a aprender, o a manejar situaciones, por ejemplo las preocupaciones, esto si lo analizamos veremos que es una gran pérdida de energía, ya que al pre-ocuparnos nos estamos adelantando a los hechos antes de que estos sucedan. Cuando el consultante está convencido que el Tarot puede ayudarlo, y cuando más confianza tenga, más positivo será el resultado que obtenga de una consulta, ya que es muy importante su energía y su mente, para acrecentar la intuición del tarotista en la lectura del Tarot, ya que de esta forma se logra tener un panorama más claro en las conclusiones a que se arribe. El sabio lenguaje de los 78 Arcanos, nos alertarán sobre sucesos del futuro y los caminos más convenientes a seguir, así también como nos alertarán sobre inconvenientes, problemas o trabas, y nos marcarán los cambios favorables o posibles soluciones.

 Es muy importante siempre el pensar en positivo y tener confianza en la ayuda que puede brindarnos el Tarot, que nos conducirá por esos senderos cuyo fin es ayudar a poner en claro, a cambiar cosas o a modificar algunas circunstancias, aún en los momentos más difíciles, o de más desesperación.

 Debemos aprender que de nada vale tener una actitud negativa o trágica frente a la vida, siempre es mejor buscar caminos que nos ayuden, buscar orientación y consejo de las personas que corresponda, y siempre hacerlo con optimismo.

 Todos disponemos de una enorme sabiduría interior, así como tiempo y objetividad para sacar a relucir esa riqueza que nos permita ayudarnos y poder ayudar a los demás.

SIGNIFICADO NUMEROLÓGICO PARA ARCANOS MAYORES Y ARCANOS MENORES

 A continuación explicamos el significado de los números que corresponden a los arcanos, tanto a los arcanos mayores, como a los menores.

         Número 1: El conocimiento de la vida. El principio. El padre.

        Número 2: La dualidad, causa - efecto, hombre - mujer, bien - mal. La madre.

        Número 3: La triplicidad. El hijo.

        Número 4: El logro, el resultado de la acción. Los 4 elementos.

        Número 5: El espíritu sobre los 4 elementos. El pentagrama.

        Número 6: El equilibrio entre dos fuerzas.

        Número 7: El número mágico y místico de la divina armonía.

        Número 8: La fuerza superior del hombre.

        Número 9: Los nueve meses de gestación. El fruto.

 DIVISIÓN ESTRUCTURAL DE CADA ARCANO

 PLANO SUPERIOR

 Representa el “PLANO ESPIRITUAL”, es el plano en el cual actúan los principios inteligentes, las fuerzas trascendentes, y las razones potenciales.

Representa el plano de las causas.

 PLANO CENTRAL

 Representa el “PLANO MENTAL”, es el plano de los principios coordinadores, las fuerzas creadoras, las razones determinantes.

Representa el plano de las causas en formación.

 PLANO INFERIOR

 Representa el “PLANO FÍSICO”, es el plano de los principios plasmadores, las fuerzas ejecutoras, las razones en acción.

Representa el plano de las causas materializadoras.

 

 
 

 

 © Alberto Sibaja Álvarez. San José, Costa Rica ® Siböwak

sibowak@gmail.com

 www.sibowak.com